Todas las entradas de: CAI-Alicante

Centro de Acogida e Inserción para Personas Sin Hogar de Alicante-Jornadas de Convivencia

El día 20 de octubre nos reunimos para celebrar en el Centro de Acogida e inserción para Personas sin Hogar de Alicante, recurso de titularidad pública gestionado íntegramente por la Fundación Salud y Comunidad desde 2002, las tradicionales y esperadas Jornadas de Convivencia, con nuestro ya asentado Concurso de Paellas.

De las 4 Jornadas que se realizan anualmente, estas tienen un carácter especial por tratarse de las más íntimas, ya que, como su propio nombre indica, se trata de generar un espacio diferente, de convivencia, entre trabajadores y trabajadoras y personas usuarias del Centro, y por qué no, las más populares y desenfadadas.

Este año a las 11 de la mañana, previa preparación del evento, nos dábamos cita en el patio todas las personas invitadas. Música de todas las épocas y estilos, unos juegos de mesa para quien mostrara interés en pasar un rato dándole al coco y a la estrategia, y 4 puestos de elaboración de la comida más típica y popular de Alicante: la Paella.

Conformamos 4 grupos de 4 miembros cada grupo con el propósito de preparar la comida de este día entre los grupos participantes. Se elaboraron dos paellas de pollo y dos de verduras. El objetivo que buscamos es “Promover las relaciones personales en contextos distendidos entre participantes, voluntarios y profesionales del CAI-Alicante facilitando así los vínculos y las relaciones de confianza mutua”, con participación abierta a residentes y personal. Finalizado el evento consideramos que logramos el objetivo propuesto.

Disfrutamos del trabajo en equipo, del buen ambiente y del cachondeo por ver cuál sería la paella ganadora, del compartir un refresco entre las personas que asistimos y finalmente y por qué no decirlo, de un fin de fiesta espectacular, pues todas las paellas estaban riquísimas!!! Y como debe de ser no faltaron los clásicos comentarios que rodean a tan tradicional acto: “que si el arroz se sofríe o no”, “que si en mi pueblo se hace el caldo y luego se echa el arroz”, “dónde se ha visto una paella solo de verduras, eso parece una ensalada”, “la paella de verdad lleva pescado”, “paella esmaltada frente a pella de hierro”

Los miembros del equipo ganador, pues en todo concurso hay un premio, han sido obsequiados con una comida en un Buffet Oriental en Alicante, al que asistirán en breve espacio de tiempo. Ya nos contarán que tal esta experiencia!!!!

Centro de  Acogida e Inserción para Personas Sin Hogar de Alicante. Centro municipal dependiente de la Concejalía de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Alicante y gestionado mediante contrato       

SOLO POR HOY ……

“Solo por Hoy” ejercitaré mi alma: Le haré un bien a alguien sin esperar recompensa y sin que nadie lo sepa; si alguien se enterara, esto no contará…

Esta frase pertenece al Decálogo de la Serenidad atribuido a Juan XXIII, conocido como el “SOLO POR HOY” por diversas comunidades que tratan adicciones, y es utilizado intensamente en la rehabilitación de sus miembros.

Supongo que algunos habéis levantado una ceja, -como yo- y os ha sonado a una de tantas frases ingenuas del universo “happy flower”, pero nada más lejos de la realidad.

Diversos investigadores han publicado recientemente en la revista «Journal of Experimental Psycology» sus descubrimientos en este campo y lo poderosos que pueden ser estos actos.

La idea de que la bondad puede aumentar el bienestar no es nueva. Está demostrado que el comportamiento prosocial – en esencia, ayudar a otros por voluntad propia- puede ayudar a mantener el equilibrio emocional y la salud mental.

La lástima es que no nos damos cuenta. Focalizados en nuestro ego y en la recompensa inmediata, al no tener respuesta subestimamos su valor y no los practicamos.

Y la verdad es que estos pequeños actos son como una bola de nieve que se agranda, y pone en marcha una cadena que impacta beneficiosamente en todo el sistema.

Los investigadores están ansiosos por hacer nuevos descubrimientos que refuercen los argumentos científicos y nos convenzan de practicarlos más a menudo.

No creo que haga falta aprender a hacer madalenas y regalarlas por la calle, pero sí hay un montón de pequeños actos maravillosos que están a nuestro alcance. Solo hace falta pensar un poco y proponérselo.

Aquella llamada a un hermano a quien no vemos a menudo.

Dedicar unos minutos a charlar con aquella vecina muy mayor que vive sola. Asistir y dar visibilidad a una persona que (mal)vive en la calle.

Hasta dar las gracias con un gesto a los coches que nos dejan pasar en el paso cebra tiene un efecto brutal. En el caso de ese  paso de peatones, me parece un gran descubrimiento. Con un solo gesto de la mano, agradeces, reconoces y motivas al que lo recibe, a conducir mejor.

 ¿Tenéis otras cosas para compartir? No quieras ser otro. Intenta ser tu mejor versión. En definitiva, no hay vida sana y feliz sin pequeños gestos diarios de amor por el ser humano.

Francisco Javier Amérigo Moreno (ReAcción Solidaria)

Continuamos las entrevistas……

« La entrevista de esta semana ha sido realizada a un profesional del Equipo Permanente, un Técnico Auxiliar Educativo (TAE), Juan Almiñana. Juan lleva en el centro desde el primer día y ha pasado por más de un puesto dentro de él por lo que podrá darnos una visión más global de su experiencia trabajando en el CAI.»

ENTREVISTA A JUAN ALMIÑANA, TAE DEL CENTRO DE ACOGIDA E INSERCIÓN PARA PERSONAS SIN HOGAR

Pregunta 1- ¿Cómo elegiste trabajar en el CAI? 

Buenos días, si me llamo Juan y si es cierto que llevo veinte años aquí en el centro de acogida trabajando, una etapa como educador social y ahora esta última etapa como o TAE, como técnico auxiliar educativo.  

Y bueno pues empecé en este centro gracias a que estuve cerca de cuatro años trabajando en el centro de día que había abierto en la calle Teulada, y bueno cuando la fundación pujó por llevar la gestión del centro de acogida pues nos hicieron una entrevista a mí y a otros compañeros, algunos de ellos todavía siguen como yo en el CAI y me ofrecieron trabajar como educador social en el centro de acogida y bueno, pasada la entrevista pues acepté el poder empezar como educador social. Estuve siete años o así u ocho como educador social en el centro de acogida y después pues pase al puesto de tae y aquí sigo. 

Pregunta 2- ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando se abrió este nuevo centro en 2002 y viniste el primer día a trabajar aquí?  

Bueno pues lo primero que pensé es que por fin en la ciudad de Alicante se había abierto un centro integral para la atención a personas sin hogar, porque hasta entonces los diferentes servicios estaban muy alejados en los distintos puntos de la ciudad de Alicante, en un sitio el Ayuntamiento en el centro, en el albergue, antiguo albergue en la estación de autobuses pues ponía el albergue para dormir, Cáritas en el cual estábamos trabajando algunas de las personas que están aquí todavía en el CAI, pues daba el servicio de centro de día y atención social y las hijas de la caridad daban el servicio de la comida y las duchas. Claro, eso suponía que las personas sin hogar pues tenían que andar deambulando durante todo el día de un sitio a otro y todos los días para conseguir los diferentes servicios que le podía ofrecer la ciudad de Alicante, y aquí pues era un centro integral donde podías recibirlo todo sin necesidad de desplazarse continuamente, eso es lo que pensé. 

Pregunta 3- ¿Ha habido muchos cambios en estos 20 años? 

Si, muchísimo cambio, tanto por el equipo que ha ido cambiando, aunque nos hemos mantenido la mayoría o hay bastantes personas que se han mantenido, pero sí que ha habido mucho cambio en cuanto a personas que… unas por jubilación otras por fallecimiento, y de funcionamiento también, cambios en cuanto a personas y cambios en cuanto a funcionamiento porque nos hemos tenido que ir adaptándonos a las distintas realidades que ha ido teniendo el colectivo de personas sin hogar, el perfil de persona sin hogar ha cambiado durante estos veinte años. 

Pregunta 4- ¿Cómo valoras el trabajo que se ha realizado con las Personas sin Hogar desde el CAI en estas dos décadas? 

Pues lo valoro muy positivamente, muy positivamente, sobretodo porque se ha apostado por un modelo que no es un modelo meramente asistencial, sino un modelo promocional, un modelo de inserción. 

Y bueno he visto una evolución también no solo en cuanto a centro, en cuanto a los servicios, sino en cuanto al equipo porque aquí quien más hemos aprendido somos nosotros mismos, al cabo de los años nos ha dado un bagaje suficiente para… yo creo que estamos en un nivel bueno y aceptable para ayudar a cualquier persona que venga y quiera dejarse ayudar, si no podemos ser el mejor equipo del mundo que si la persona no quiere no quiere, si la persona no quiere no podemos hacer nada, pero si quiere creo que tiene todos los recursos… siempre se puede mejorar y en esa línea estamos, pero creo que lo estamos haciendo bien.  

Pregunta 5- ¿Piensas que habría nuevas cosas que incorporar en el CAI? 

¿En el CAI? Si, seguro, nuevos profesionales, atender no se…alomejor a nivel sanitario, atender el tema de la salud mental es importante. 

Hemos estado veinte años sin vigilancia, hemos estado veinte años sin cámaras, bueno sin cámaras un poco menos, y lo veo útil para todos, pero hemos trabajado sin ello y hemos funcionado ¿hemos corrido más riesgos? Claro, hemos funcionado, el tema de la vigilancia para mí no es necesario, no es necesario…entiéndeme bien, es una cosa necesaria, pero se puede funcionar sin ello y hemos funcionado, hemos hecho reglamento de régimen interno, hemos hecho un montón de cosas para ayudar a que nuestro trabajo sea con menos riesgo ¿no? Porque entendemos que aquí vienen personas con niveles de estrés muy altos porque están viviendo situaciones muy complicadas, y es normal que tengan esos niveles de estrés tan altos, yo creo que, con buenas actitudes y buenas habilidades y además sabiendo protegerte en un momento dado, que sepas ponerte a salvo pues está bien eso. 

¿En cuanto al centro? Pues sí que echo de menos…ya no el centro si no recursos para personas sin hogar, pues sí que se echa de menos un centro para que cualquier personas que esté en la calle y no quiera estar en la calle pueda refugiarse en algún sitio y no necesariamente tenga que ser en el albergue, un café calor o alguna cosa así, para que uno en un momento dado poder refugiarse en un sitio, y que no sea el que no haya plaza, que quiera y el motivo por el que está en la calle es que quiera no estar en la calle y no haya plazas, que ese no sea el motivo ¿sabes? que el que este en la calle que sea porque quiere estar en la calle pero aquel que no quiera estar en la calle en un momento dado, pues que tenga algún sitio de refugio donde estar, no sé si un café calor, no sé si un centro de baja exigencia para que pueda estar ahí durante la noche, y por el día si tiene que marchar que marche y que sea un poco de enlace también a centros como este para que tenga posibilidades de una inserción. 

Yo creo que es lo que hace falta en la ciudad de alicante ahora mismo, ya no solo en el CAI, yo creo que no es bueno que todo esté aquí. 

Pregunta 6- ¿Cuál ha sido el momento más bonito que recuerdas de estos últimos 20 años? ¿Y el menos bonito? 

Bueno, los menos bonitos siempre han sido la perdida de personas que han venido a ser ayudadas, porque este trabajo es un trabajo muy ingrato, pero a la vez muy gratificante. Los momentos más ingratos han sido los de perdida de personas, que hemos ayudado hemos atendido, hemos hecho todo lo posible para que la persona salga adelante y al final pues incluso ha habido fallecimiento de personas que incluso nos ha afectado, gente que hemos intentado ayudar por todos los medios y que por circunstancias de la vida nos han dejado. 

Y momentos muy bonitos, muy gratificantes y que te cargan también un poco las pilas para seguir para adelante, son cuando has ayudado a alguien durante estos veinte años y en cualquier evento en cualquier sitio te ven por la calle y los ves que están bien, están haciendo una vida normalizada y que han superado una serie de dificultades y problemas que tenían, y bueno…el que te lo reconozcan también de alguna manera y el que los veas también, pues eso te hace sentirte bien ¿no? 

Según la problemática que tengan, claro. 

Pregunta 7- ¿Cómo definirías al CAI con una sola palabra? 

¿El CAI? Pues te voy a poner dos, “un oasis en medio del desierto”, oasis y desierto podrían ser.