ENTREVISTAS A TRABAJADORES/AS DEL CENTRO DE ACOGIDA E INSERCIÓN PARA LAS PERSONAS SIN HOGAR DE ALICANTE

Finalizamos el año y finalizamos las entrevistas a las trabajadoras y trabajadores que han cumplido 20 años junto al Centro de Acogida e Inserción para las personas sin Hogar de Alicante. Cerramos la publicación de las entrevistas con la perteneciente a Marlen Gómez, pinche de cocina del centro, que día a día sirve la comida a los y las participantes con la mayor sonrisa posible.

Pregunta 1- ¿Cómo elegiste trabajar en el CAI?

Pues la verdad es que no tenía pensado venir a trabajar aquí, porque como yo soy maestra, pensaba trabajar en alguna rama de mi profesión. Pero dio la casualidad que conocí a Virgilio, que fue el primer director del CAI y él me propuso trabajar aquí. Y desde entonces trabajo aquí.

Pregunta 2- ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando se abrió este nuevo centro en 2002 y viniste el primer día a trabajar aquí?

Pensé que era una oportunidad para trabajar. Ya que buscaba un trabajo que estuviera fija. Empecé trabajando como subalterna y después de unos meses entré a trabajar en la cocina.

Pregunta 3- ¿Ha habido muchos cambios en estos 20 años?

Sí, ha habido muchísimos cambios. Cambios muy buenos, como las normas del Centro. Porque cuando yo empecé a trabajar aquí no había ninguna norma, ni reglas ni nada. Pero ahora ha evolucionado muchísimo.

Pregunta 4- ¿Cómo valoras el trabajo que se ha realizado con las Personas sin Hogar desde el CAI en estas dos décadas?

Creo que muy bueno, porque ayuda mucho. Por lo que tengo entendido, porque tampoco estoy muy empapada de lo que hacen mis compañeros en el día a día, pero creo que se hace un gran trabajo ayudando a los usuarios a que encuentren un trabajo, a que puedan tener sus ayudas, etc.

Pregunta 5- ¿Piensas que habría nuevas cosas que incorporar en el CAI?

Pienso que sí, que habría que incorporar algunas cosas, pero que se irán introduciendo poco a poco.

Pregunta 6- ¿Cuál ha sido el momento más bonito que recuerdas de estos últimos 20 años? ¿Y el menos bonito?

Bueno, el más bonito es que yo empecé a trabajar aquí con dos personas, Charo y consuelo, que fueron unas excelentes compañeras y tuve años muy bonitos trabajando y compartiendo con ellas. Y el menos bonito fue cuando tuvo que salir una compañera auxilar, y el trabajo que hacíamos entre tres personas ahora lo hacemos entre dos actualmente, Esther y yo. Hasta el día de hoy estamos pidiendo que den trabajo a otra nueva auxiliar.

Pregunta 7- ¿Cómo definirías al CAI con una sola palabra?

Yo lo defino como una esperanza. Porque es una esperanza para toda la gente de la calle. Porque vienen aquí a refugiarse, bueno, la palabra no es refugiarse, sino a tener una mejor comodidad y a conseguir las cosas que desean. Como he dicho antes, algunos consiguen trabajos, otros consiguen hacer curso, etc, etc.

Aprovechamos el cierre de este ciclo de entrevistas, para agradecer a todo el equipo del Centro de Acogida e Inserción, por el gran trabajo que desempeñan cada día, al Ayuntamiento de Alicante por mantener este recurso, y como no, a Iván Antón Coves como director del centro, y en especial, a Olga García Rodríguez, educadora social del recurso, por su estupenda iniciativa.

Nueva entrevista a un trabajador del Centro de Acogida e Inserción para Personas Sin Hogar de Alicante

La entrevista de esta semana se realizó a Carlos Pons, subalterno del Centro de Acogida e Inserción para personas sin hogar de Alicante. Carlos lleva trabajando en el centro los 20 años que lleva abierto, transmitiendo su tranquilidad y paciencia tanto a profesionales como a participantes. 

Pregunta 1- ¿Cómo elegiste trabajar en el CAI? 

Bueno, yo antes de trabajar aquí también estaba trabajando en otro sitio también relacionado un poco con el tema social y… bueno pues me llegó que iban a abrir un centro, un centro de acogida aquí en Alicante, entonces pues bueno presenté el currículum, me llamaron para entrevistas y, en fin, al final pues me dijeron que, si quería trabajar aquí que adelante, y entonces dije… no me lo pensé dije que si enseguida y me puse a trabajar. 

Pregunta 2- ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando se abrió este nuevo centro en 2002 y viniste el primer día a trabajar aquí?  

Vale, pues lo primero que pensé es “que bien, que bien ya era hora que en Alicante tuviéramos un centro” un centro en condiciones para trabajar ¿no? con personas que… pues que son personas sin hogar, en fin, y también pensé “pues que ganas de empezar esa nueva andadura” y en fin con nerviosismo y con ilusión, con ambas cosas a la vez, pero vamos yo estaba con muchas expectativas. 

Pregunta 3- ¿Ha habido muchos cambios en estos 20 años? 

¡Uf! sí [risas]. Desde que empezamos hasta ahora hasta la fecha han habido muchísimos cambios, hemos ido… pues, conforme iba pasando el tiempo íbamos adquiriendo la experiencia en el trabajo con las personas, pues íbamos cambiando, íbamos corrigiendo algunas cosas para poder mejorar el servicio, y sí que es verdad que a día de hoy todavía seguimos cambiando cosas con el fin de mejorar, porque bueno es un centro que está en constante movimiento, entonces desde que empezamos hace veinte años ahora el uno de agosto, pues han habido muchísimos cambios para eso que te digo, para ir mejorando en el trabajo y poder ayudar mejor dentro de las posibilidades que tenemos en el centro. 

Pregunta 4- ¿Cómo valoras el trabajo que se ha realizado con las Personas sin Hogar desde el CAI en estas dos décadas? 

Bien, pues mi valoración es positiva. Sí que es vedad que siempre hay capacidad de mejorar, pero bueno en ello estamos y yo la valoración que hago del trabajo de los que estamos aquí, yo que llevo los veinte años de trayectoria del CAI, pues a mí me parece que ha sido muy positiva, pero bueno seguimos trabajando para poder… en fin para que sea mejor, pero vamos mi valoración es, dentro de las posibilidades que tenemos, es positiva. 

Pregunta 5- ¿Piensas que habría nuevas cosas que incorporar en el CAI? 

Hombre sí, siempre hay cosas que se pueden incorporar para poder mejorar, está claro que creo que a todos, tanto trabajadores como residentes, pues nos gustaría pues a lo mejor tener más personal para poder realizar muchos más talleres… en fin, poder trabajar mejor, pero bueno de momento pues tenemos lo que tenemos e intentamos hacerlo dentro de nuestras posibilidades pues lo mejor posible, pero sí que es verdad que nos gustaría poder hacer más cosas. 

Pregunta 6- ¿Cuál ha sido el momento más bonito que recuerdas de estos últimos 20 años? ¿Y el menos bonito? 

Bueno, como momentos concretos es difícil porque en veinte años hay muchos, pero bueno yo digamos que momentos bonitos, para mí un momento es bonito cuando una persona entra aquí con ciertas necesidades, y tú ves el proceso de esa persona, como al trabajar con ella como va cambiando hasta la fecha de su salida, entonces cuando llega la fecha de su salida de esa persona te das cuenta del trabajo que se ha realizado, y entonces para mi ver ese momento de la salida pensado en el momento de la entrada, pues para mi ese proceso es un momento bonito cuando la persona se va y se va contenta, entonces para mi esos momentos son siempre bonitos. 

Momentos menos bonitos vamos a decir, bueno a mí personalmente momentos menos bonitos o más difíciles…por ejemplo si hay alguna vez que ha habido familias con niños…a mí personalmente ver niños aquí dentro del centro me resulta difícil, me resulta complicado, ahí sí que son para mí, personalmente, son momentos complicados el ver niños aquí, pero bueno, intento quedarme con lo bonito [risas] porque bueno, porque si no te quedas con lo bonito es todo mucho más complicado, pero vamos yo personalmente intento quedarme siempre con lo bonito del trabajo y lo bonito es cuando la persona sale de aquí, sale contenta y yo en ese momento como trabajador me siento contento, la verdad. 

Pregunta 7- ¿Cómo definirías al CAI con una sola palabra? 

Vale, pues yo definiría el CAI con una sola palabra… pues yo lo definiría como esperanza, porque creo que bueno, cuando alguien entra aquí siempre entra con la esperanza digamos de salir de aquí del centro con una vida mejor que cuando entro ¿no?, entonces yo creo que la palabra esperanza podría definir muy bien lo que es le CAI.  

Me quedo con esa palabra, esperanza, que es lo último que se pierde. 

Red atención personas sin hogar Alicante