Archivo de la categoría: voces propias

Continuamos las entrevistas……

« La entrevista de esta semana ha sido realizada a un profesional del Equipo Permanente, un Técnico Auxiliar Educativo (TAE), Juan Almiñana. Juan lleva en el centro desde el primer día y ha pasado por más de un puesto dentro de él por lo que podrá darnos una visión más global de su experiencia trabajando en el CAI.»

ENTREVISTA A JUAN ALMIÑANA, TAE DEL CENTRO DE ACOGIDA E INSERCIÓN PARA PERSONAS SIN HOGAR

Pregunta 1- ¿Cómo elegiste trabajar en el CAI? 

Buenos días, si me llamo Juan y si es cierto que llevo veinte años aquí en el centro de acogida trabajando, una etapa como educador social y ahora esta última etapa como o TAE, como técnico auxiliar educativo.  

Y bueno pues empecé en este centro gracias a que estuve cerca de cuatro años trabajando en el centro de día que había abierto en la calle Teulada, y bueno cuando la fundación pujó por llevar la gestión del centro de acogida pues nos hicieron una entrevista a mí y a otros compañeros, algunos de ellos todavía siguen como yo en el CAI y me ofrecieron trabajar como educador social en el centro de acogida y bueno, pasada la entrevista pues acepté el poder empezar como educador social. Estuve siete años o así u ocho como educador social en el centro de acogida y después pues pase al puesto de tae y aquí sigo. 

Pregunta 2- ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando se abrió este nuevo centro en 2002 y viniste el primer día a trabajar aquí?  

Bueno pues lo primero que pensé es que por fin en la ciudad de Alicante se había abierto un centro integral para la atención a personas sin hogar, porque hasta entonces los diferentes servicios estaban muy alejados en los distintos puntos de la ciudad de Alicante, en un sitio el Ayuntamiento en el centro, en el albergue, antiguo albergue en la estación de autobuses pues ponía el albergue para dormir, Cáritas en el cual estábamos trabajando algunas de las personas que están aquí todavía en el CAI, pues daba el servicio de centro de día y atención social y las hijas de la caridad daban el servicio de la comida y las duchas. Claro, eso suponía que las personas sin hogar pues tenían que andar deambulando durante todo el día de un sitio a otro y todos los días para conseguir los diferentes servicios que le podía ofrecer la ciudad de Alicante, y aquí pues era un centro integral donde podías recibirlo todo sin necesidad de desplazarse continuamente, eso es lo que pensé. 

Pregunta 3- ¿Ha habido muchos cambios en estos 20 años? 

Si, muchísimo cambio, tanto por el equipo que ha ido cambiando, aunque nos hemos mantenido la mayoría o hay bastantes personas que se han mantenido, pero sí que ha habido mucho cambio en cuanto a personas que… unas por jubilación otras por fallecimiento, y de funcionamiento también, cambios en cuanto a personas y cambios en cuanto a funcionamiento porque nos hemos tenido que ir adaptándonos a las distintas realidades que ha ido teniendo el colectivo de personas sin hogar, el perfil de persona sin hogar ha cambiado durante estos veinte años. 

Pregunta 4- ¿Cómo valoras el trabajo que se ha realizado con las Personas sin Hogar desde el CAI en estas dos décadas? 

Pues lo valoro muy positivamente, muy positivamente, sobretodo porque se ha apostado por un modelo que no es un modelo meramente asistencial, sino un modelo promocional, un modelo de inserción. 

Y bueno he visto una evolución también no solo en cuanto a centro, en cuanto a los servicios, sino en cuanto al equipo porque aquí quien más hemos aprendido somos nosotros mismos, al cabo de los años nos ha dado un bagaje suficiente para… yo creo que estamos en un nivel bueno y aceptable para ayudar a cualquier persona que venga y quiera dejarse ayudar, si no podemos ser el mejor equipo del mundo que si la persona no quiere no quiere, si la persona no quiere no podemos hacer nada, pero si quiere creo que tiene todos los recursos… siempre se puede mejorar y en esa línea estamos, pero creo que lo estamos haciendo bien.  

Pregunta 5- ¿Piensas que habría nuevas cosas que incorporar en el CAI? 

¿En el CAI? Si, seguro, nuevos profesionales, atender no se…alomejor a nivel sanitario, atender el tema de la salud mental es importante. 

Hemos estado veinte años sin vigilancia, hemos estado veinte años sin cámaras, bueno sin cámaras un poco menos, y lo veo útil para todos, pero hemos trabajado sin ello y hemos funcionado ¿hemos corrido más riesgos? Claro, hemos funcionado, el tema de la vigilancia para mí no es necesario, no es necesario…entiéndeme bien, es una cosa necesaria, pero se puede funcionar sin ello y hemos funcionado, hemos hecho reglamento de régimen interno, hemos hecho un montón de cosas para ayudar a que nuestro trabajo sea con menos riesgo ¿no? Porque entendemos que aquí vienen personas con niveles de estrés muy altos porque están viviendo situaciones muy complicadas, y es normal que tengan esos niveles de estrés tan altos, yo creo que, con buenas actitudes y buenas habilidades y además sabiendo protegerte en un momento dado, que sepas ponerte a salvo pues está bien eso. 

¿En cuanto al centro? Pues sí que echo de menos…ya no el centro si no recursos para personas sin hogar, pues sí que se echa de menos un centro para que cualquier personas que esté en la calle y no quiera estar en la calle pueda refugiarse en algún sitio y no necesariamente tenga que ser en el albergue, un café calor o alguna cosa así, para que uno en un momento dado poder refugiarse en un sitio, y que no sea el que no haya plaza, que quiera y el motivo por el que está en la calle es que quiera no estar en la calle y no haya plazas, que ese no sea el motivo ¿sabes? que el que este en la calle que sea porque quiere estar en la calle pero aquel que no quiera estar en la calle en un momento dado, pues que tenga algún sitio de refugio donde estar, no sé si un café calor, no sé si un centro de baja exigencia para que pueda estar ahí durante la noche, y por el día si tiene que marchar que marche y que sea un poco de enlace también a centros como este para que tenga posibilidades de una inserción. 

Yo creo que es lo que hace falta en la ciudad de alicante ahora mismo, ya no solo en el CAI, yo creo que no es bueno que todo esté aquí. 

Pregunta 6- ¿Cuál ha sido el momento más bonito que recuerdas de estos últimos 20 años? ¿Y el menos bonito? 

Bueno, los menos bonitos siempre han sido la perdida de personas que han venido a ser ayudadas, porque este trabajo es un trabajo muy ingrato, pero a la vez muy gratificante. Los momentos más ingratos han sido los de perdida de personas, que hemos ayudado hemos atendido, hemos hecho todo lo posible para que la persona salga adelante y al final pues incluso ha habido fallecimiento de personas que incluso nos ha afectado, gente que hemos intentado ayudar por todos los medios y que por circunstancias de la vida nos han dejado. 

Y momentos muy bonitos, muy gratificantes y que te cargan también un poco las pilas para seguir para adelante, son cuando has ayudado a alguien durante estos veinte años y en cualquier evento en cualquier sitio te ven por la calle y los ves que están bien, están haciendo una vida normalizada y que han superado una serie de dificultades y problemas que tenían, y bueno…el que te lo reconozcan también de alguna manera y el que los veas también, pues eso te hace sentirte bien ¿no? 

Según la problemática que tengan, claro. 

Pregunta 7- ¿Cómo definirías al CAI con una sola palabra? 

¿El CAI? Pues te voy a poner dos, “un oasis en medio del desierto”, oasis y desierto podrían ser. 

ENTREVISTA 20 ANIVERSARIO




Por el 20 Aniversario del Centro de Acogida e Inserción para las personas sin Hogar de Alicante, los participantes del Blog Voces Propias, llevaron a cabovarias entrevistas a los/as trabajadores/as que llevan desde el primer día dando lo mejor de ellos/as en su puesto de trabajo. Las entrevistas se han realizado a diferentes puestos dentro del CAI: personal de cocina, subalterno, TAE y trabajadoras sociales.
 
Comenzamos las publicaciones con la entrevista realizada a Cristina Jordá, trabajadora social del CAI, que recuerda el primer día de apertura del centro como si fuera ayer. Os dejo con sus palabras.

ENTREVISTA A CRISTINA JORDÁ-Trabajadora Social del CAI

Pregunta 1- ¿Cómo elegiste trabajar en el CAI? Bueno pues yo estaba trabajando también con personas sin hogar, pero para Cáritas en otro programa, y bueno eso, aquello terminaba y el Ayuntamiento iba a abrir este centro, salía a concurso con otra empresa y decidí presentarme claro, porque era un poco el mismo trabajo que hacía, el mismo trabajo que hacía, pero mejor con más recursos, un centro más grande pudiendo ayudar a más personas y hacer otras muchas más cosas, entonces era como pasar de algo pequeñito a otra cosa más grande.

Pregunta 2- ¿Qué fue lo primero que pensaste cuando se abrió este nuevo centro en 2002 y viniste el primer día a trabajar aquí?

Pues bueno lo vi enorme, para mí fue como, no sé, una montaña que había que escalar porque era todo nuevo, compañeras y compañeros nuevos, funciones nuevas… estaba todo por hacer, aprendíamos a poner la lavadora, abrimos las cajas para sacar los platos los vasos…estaba todo por hacer, todo para empezar, era como un camino que se te pone por delante largo largo, y bueno con muchas cosas que hacer, era una montaña grande pero interesante [risas].

Pregunta 3- ¿Ha habido muchos cambios en estos 20 años? La vedad es que si, ha habido cambios en casi todo, en la forma de atender a las personas, en la forma de trabajar, en el número de plazas, también en el tipo de personas que están viniendo, ha habido muchos cambios. Al final la esencia es la misma, es atender a personas que están fuera de todo, de las redes de apoyo, de las redes sociales y de las instituciones, o sea al final la esencia es la de siempre, pero si ha habido muchos cambios, unos a mejor y otros diferentes, pero si, sí que ha habido cambios sí.

Pregunta 4- ¿Cómo valoras el trabajo que se ha realizado con las Personas sin Hogar desde el CAI en estas dos décadas?

Bueno pues se ha trabajado mucho en el CAI, hemos trabajado mucho y creo que con mucha calidad y con muchas ganas. Creo que es un trabajo importante, para mí es muy interesante, llevo 20 años y aún me sorprendo de muchas cosas y aún quedan muchas cosas por hacer, Pdesde luego. Creo que los profesionales y las profesionales que hemos trabajado aquí, las que seguimos, y las que se van incorporando son, bueno, personas con mucha implicación, entonces el trabajo es muy bueno, creo.

Pregunta 5- ¿Piensas que habría nuevas cosas que incorporar en el CAI?

Bueno si, siempre se puede mejorar y siempre puede haber cosas nuevas y diferentes. Creo que tenemos que ir adaptándonos a las realidades que van viniendo, hemos ido incorporando muchas cosas, últimamente por ejemplo la perspectiva de género o atender a personas con enfermedad mental, que es un colectivo que cada vez hay más, entonces creo que sí, siempre hay cosas nuevas que se pueden ir haciendo sino no…bueno no tendría mucho sentido esto ¿no?, claro trabajas con personas y las personas evolucionan, entonces siempre hay cosas nuevas, sí.

Pregunta 6- ¿Cuál ha sido el momento más bonito que recuerdas de estos últimos 20 años? ¿Y el menos bonito? Pues a ver… hay muchos ¿no?, pero yo creo que los momentos más bonitos, bueno a mí las jornadas, las hogueras, las jornadas deportivas y todas estas cosas me gustan un montón, creo que hacen falta, vienen bien y son momentos muy bonitos, y también cuando las personas conseguís salir de aquí bien, mejor de lo que habéis entrado, ese es nuestro objetivo siempre, que cuando venís aquí que a la salida siempre haya un cambio a mejor y con mayor calidad de vida ¿no?, nosotros decimos una salida con consecución de objetivos, esos momentos son muy bonitos porque además los compartes con el resto del equipo, esos momentos son bonitos.

Pregunta 7- ¿Cómo definirías al CAI con una sola palabra? Bueno pues es complicado la verdad, se me ocurren muchas, pero no sé… inclusión, ilusión, esperanza, acogida… bueno te he dicho tres en vez de una [risas].

Y los menos bonitos, pues por desgracia con los años al final vas acompañando a la persona en su proceso vital y en muchas ocasiones las personas fallecen ¿no?, y te enteras de personas que has conocido que mueren o en la calle, o en el hospital o bueno… en fin, cuando muere alguien de las personas que conoces y con las que has trabajado pues claro, son momentos menos bonitos.

PARTE II: ¿QUIÉN ERES?

Continuamos con la segunda parte de la historia ¿Quién eres? En este fragmento conseguimos adivinar quién puede ser «la voz» y cuál es la finalidad del relato, que pretende que recapacitemos y reflexionemos sobre el daño que estamos causando a nuestro planeta y cómo nosotros mismos, con pequeños actos, podemos ayudar a que este daño sea menor.